La Religión verdadera - III

5210 1770

Reconocer a Al-lah

Ahora, la pregunta es: ¿Cómo se espera que toda la gente crea en Al-lah, independientemente de su entorno, sociedad y cultura? Para que la gente pueda adorar a Al-lah debe tener acceso a Su conocimiento. La última revelación nos enseña que el reconocimiento de Al-lah ha sido grabado en el alma de todos los seres humanos como parte de su naturaleza intrínseca. En la sura de Al A‘raf, aleyas 172-173, Al-lah Explica que tras crear a Adam, la paz sea con él, Trajo a todos los descendientes de éste último ante Su presencia y les Cuestionó (lo que se interpreta en español): {¿Acaso no Soy Yo vuestro Señor?}, a lo cual ellos contestaron: {Sí, lo atestiguamos.} [Corán 7:172]
Al-lah Explica entonces la razón por la que Hizo que todos los hombres dieran testimonio de que Él es su Creador y el Único y Verdadero Dios digno de adoración. Al-lah Dice (lo que se interpreta en español): {Esto es para que el Día de la Resurrección no digáis: No sabíamos [que Al-lah era nuestro Señor]. O digáis: Ciertamente nuestros padres eran idólatras, y nosotros solo somos sus descendientes. ¿Acaso vas a castigarnos por lo que cometieron quienes siguieron una creencia falsa?}[Corán 7:172-173]
De hecho, todos los niños nacen con una fe innata en Al-lah y con una tendencia natural a adorar a Al-lah únicamente; este concepto se conoce en árabe como Fitrah.
 
Si dejásemos a un niño crecer solo, éste adoraría a Al-lah a su manera; pero todos los niños son influenciados por su medio ambiente, tanto por lo visible como por lo invisible.
 
El Profeta, sallallahu ‘alaihi  wa sallam, narró que Al-lah Dijo (lo que se interpreta en español): "He creado a mis siervos dentro de la religión correcta, pero los demonios los han hecho desviarse del camino".sallallahu ‘alaihi  wa sallam, también declaró: "Todos los niños nacen en estado de Fitrah, pero sus padres hacen de ellos judíos, cristianos o de los zoroastras (adoradores del fuego), de la misma manera que los animales dan a luz a vástagos saludables. ¿Ó acaso habéis visto a alguno que haya nacido mutilado?" [Bujari y Muslim]
 
Así, tenemos que del mismo modo en que el niño sigue las leyes físicas que Al-lah Incorporó dentro de la naturaleza, su alma también se somete de manera natural al hecho de que Al-lah es su Señor y Creador. No obstante, los padres tratan de hacer que el niño siga lo que ellos le imponen, y el niño no es suficientemente fuerte para ofrecer resistencia u oponerse a la voluntad de sus padres en esta etapa tan temprana de su vida. La religión que el niño sigue en este periodo es una de costumbre y crianza; por lo tanto, Al-lah no le Pide cuentas ni lo Castiga por ello.
 
A lo largo de nuestra vida –desde la infancia y hasta la muerte– nuestras almas reciben señales (independientemente de dónde nos hallemos) que nos hacen darnos cuenta de que solamente hay un Dios Verdadero: Al-lah. Si la gente es franca consigo misma, rechaza los dioses falsos y busca a Al-lah, entonces Él les Facilitará el camino. Por el contrario, si la gente continúa ignorando las señales de Al-lah y practicando la idolatría, entonces Él los Dejará en tinieblas. Por ejemplo, en la parte sureste de la selva amazónica en Brasil, Sudamérica, una tribu primitiva erigió una choza para resguardar a Skwatch, su ídolo más importante y quien representa al dios supremo de toda la creación.
 
Un día, un joven se postró ante el ídolo, y mientras rendía culto a lo que le habían enseñado era su creador y sustentador, un perro viejo, sarnoso y pulguiento entró a la choza. El jovenzuelo alzó la mirada justo a tiempo para ver como el perro levantaba la pata trasera para orinar en el ídolo. Enfurecido, el muchacho correteó al perro fuera del templo, pero cuando su furia se calmó, se puso a reflexionar en que el ídolo no podía ser el señor del universo. Al-lah Debe estar en otra parte. Así, el joven pudo elegir entre actuar basado en su razonamiento y buscar a Al-lah o seguir hipócritamente dentro de las falsas creencias de su tribu. Aunque parezca extraño, lo sucedido fue una señal de Al-lah para ese muchacho, un signo divino para hacerle ver que lo que estaba adorando era erróneo.
 
Como se mencionó antes, se enviaron profetas a todas las naciones y tribus para reivindicar la creencia innata del hombre en Al-lah y su tendencia a adorarlo, así como para reforzar la verdad divina de los signos cotidianos revelados por Al-lah. Aunque en la mayoría de los casos gran parte de las enseñanzas de los profetas fueron distorsionadas, algunas cosas que identifican el bien y el mal permanecieron intactas. Por ejemplo, los Diez Mandamientos contenidos en la Tora, así como su confirmación en Al Inyil (Evangelio), y el hecho de que haya leyes que castigan el homicidio, el hurto y el adulterio en casi todas las sociedades apunta a esto. Por consecuencia, todas las almas tendrán que rendir cuentas a Al-lah por su fe en Él y por su aceptación del Islam; es decir, por la total sumisión a Su voluntad.
 
Le pedimos a Al-lah, Enaltecido Sea, que nos Mantenga en el camino correcto, hacia el cual nos Ha guiado; y Le pedimos que nos Colme de Sus bendiciones, puesto que Él es, en efecto, el más Compasivo. Todas las alabanzas y gratitud son para Al-lah, Señor de los mundos, y que la paz y las bendiciones de Al-lah sean sobre el Profeta Muhammad, sallallahu ‘alaihi  wa sallam, y sobre su familia, sus Compañeros y todos aquellos que siguen sus pasos.

Related Articles

Artículo más visitado

Verdadera Religión

La libertad de los esclavos emancipados en el Islam - I

Introducción El Islam fue dado por Al-lah para establecer la dignidad para la humanidad y recuperarla cuando esta se perdiera. Para tal fin, en el Islam no se discrimina ni se tiene en cuenta...más