La Sunnah auténtica es revelación de Al-lah y está protegida 1

5551 1881

En el Nombre de Al-lah , el Clemente, el Misericordioso

La paz y las bendiciones de Al-lah sean con el último de los Mensajeros
 
Prólogo
Vivimos en un tiempo en el que el Islam vuelve a ser extraño como lo fue en sus inicios. Algunas personas ponen en duda algunos principios básicos que jamás fueron motivo de discusión por nuestros predecesores piadosos (salaf salih), hasta el punto que cuando miramos a nuestro alrededor nos encontramos con asuntos sorprendentes y extraños; entre estos asuntos, que se ponen en duda, se encuentra la Sunnah auténtica y su protección por parte de Al-lah . No es la primera vez que esto pasa, ya lo intentaron en los primeros siglos del Islam algunos grupos desviados (Mu’tazilah, Jawariy y Shías), después lo intentaron varios Occidentales y Misioneros (con el fin de acabar con el Islam y sus principios) y en los últimos años, por desgracia, varios musulmanes han caído en esta trampa. De ahí que sea esencial volver a la primera generación de musulmanes para beber de la misma fuente de la que ellos bebieron y así satisfacer la sed del conocimiento necesario para comprender esta parte de la revelación.
Este pequeño artículo es un intento de llenar un vacío existente en el idioma español sobre este tema tan importante, así como expresar nuestra defensa y auxilio a nuestro Mensajero Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y una forma de esclarecer dudas y confusiones en torno a su Sunnah auténtica.
Para la recopilación de este artículo busqué ayuda en Al-lah y después recurrí a diversos libros, charlas y fatawas que tratan este tema, traduje lo que creí necesario e hice unas pequeñas aclaraciones para ayudar a la compresión del tema y al mismo tiempo acudí (vía telefónica) a los consejos y enseñanzas de la gente de conocimiento, de los cuales destaco: al Shaij Al Muhadiz Abu Isaac Al Huwaini, cuyos consejos y explicaciones me dieron más fuerza para esta labor, al Shaij Abdullah Az-Zaidani (Lic. en Shari’ah), al hermano Abu ‘Ubaidah (Lic. en Hadiz) y a mi profesor y amigo Muhammad Isa García (Lic. en Usul Ad-Din y Da’wa).
Le dejo a Al-lah Único que los recompense con la mejor recompensa por todos sus esfuerzos y colaboración, le pido a Al-lah que me guíe a la Verdad y me proteja del error y que haga este pequeño trabajo una prueba a nuestro favor el Día en que no nos beneficie el dinero ni los hijos, excepto aquél que se presente ante Al-lah con un corazón puro, el Día que Al-lah pregunte a los Mensajeros y sus seguidores sobre qué hicieron por difundir y defender esta Verdad.
 
La Importancia de la Sunnah en el Islam
La Sunnah, tal como la definieron los Sabios del Hadiz: “Comprende todo aquello que se ha reportado del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: sus palabras, actos, aprobaciones, atributos y su vida (sirah), ya sea antes de su Profecía o después.” [1]
Los Sabios del Usul la definieron de la siguiente manera: “Todo acto, dicho o aprobación del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él.”.[2]
La Sunnah auténtica es la segunda fuente de la legislación islámica después del Corán. Ambas son revelación de Al-lah . Sobre el hecho de que la Sunnah es también revelación de Al-lah , tenemos varios versículos que lo confirman, así como varios hadices y finalmente el consenso de los Sahaba (compañeros del Profeta) y la generación que les siguió (Tabi’in).
En cuanto al Corán, se destacan los siguientes versículos:
{No habla por deseo propio. Esta es una Inspiración Revelada} [Corán 53:3-4]
Este versículo es una prueba clara que el Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, no expresa nada por deseo propio, sino que todo lo que expresa en el campo de la legislación es una revelación procedente de Al-lah , ya sea Corán o Sunnah. Por eso cuando tomaba algunas decisiones no acertadas en el campo religioso, Al-lah rápidamente le corregía a lo que era correcto (el caso de cuando frunció el ceño a Abdullah Ibn Ummi Maktum, los prisioneros de la batalla de Bader, etc.). De esta forma vemos que todo lo que transmitía nuestro Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, en el campo legislativo era infalible, ya sea inicialmente (por revelación) o finalmente (tras la corrección de Al-lah ). En cuanto a asuntos relacionados con la vida mundanal, el Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, podía emitir opiniones propensas al error (lo que reafirma más su humanidad): tal como es el caso de la polinización de las palmeras, el lugar donde debían situarse los combatientes en la batalla de Bader y otras situaciones similares.
Dijo el Shaij Al Islam Ibn Taimiah, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia: “No hay diferencias de opinión entre los musulmanes en que el Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, es infalible en todo lo que transmitió sobre Al-lah , él es infalible en todo lo que le legisló a la Ummah de acuerdo al consenso de los musulmanes.”[3]
{Dirán los tontos de entre los hombres: ¿Qué les hizo cambiar la Qiblah [orientación en la oración] hacia la que se dirigían [Jerusalén]? Diles: A Al-lah pertenece el oriente y el occidente, y Él guía a quien quiere hacia el sendero recto.
Hicimos de vosotros una comunidad moderada y justa, a fin de que fuerais testigos ante la humanidad [de la llegada de los Profetas anteriores], y fuera el Mensajero vuestro testigo. No establecimos la Qiblah a la cual te orientabas sino para distinguir quien seguía al Mensajero y quien le daba la espalda. Esto fue algo difícil, salvo para aquellos a quienes Al-lah guió, y Él no dejará de recompensaros por vuestra fe [las oraciones que realizasteis antes del cambio de la Qiblah]. Ciertamente Al-lah es Compasivo y Misericordioso con los hombres.
Vemos que vuelves tu rostro hacia el cielo. Te orientaremos a una dirección [Qiblah] que te agrade; oriéntate, pues, hacia la Mezquita Sagrada [La Meca]. Y dondequiera que estéis, orientaos hacia ella. La Gente del Libro sabe que es la Verdad de su Señor. Y Al-lah no está desatento de lo que hacen.} [Corán 2:142-144]
Estos versículos nos establecen dos asuntos importantes:
1-    Había una qiblah a la cual solían orientarse los musulmanes para rezar, pero después le fue ordenado al Mensajero cambiar la qiblah hacia otra dirección (La Mezquita Sagrada de la Meca), y pesar de que el Mensajero amaba y anhelaba poder orientarse hacia la Mezquita Sagrada, él tenía que rezar en dirección hacia Jerusalén. Esto nos evidencia que seguía la orden de Al-lah .
 
2-    La primera qiblah fue ordenada y establecida por Al-lah , ya que Al-lah dice {No establecimos la Qiblah a la cual te orientabas…}, lo mismo pasó con la segunda qiblah {oriéntate, pues, hacia la Mezquita Sagrada [La Meca]…}. Pero si analizamos todo el Corán no encontraremos ni un solo versículo en el que Al-lah ordene orientarse a la primera qiblah, por lo que esto nos deja claro que esa orden fue hecha mediante otro tipo de Revelación diferente al Corán: la Sunnah. Por tanto, no todo lo que Al-lah ha revelado se encuentra en el Corán, sino que también existe otro tipo de revelación que es Inspirada al Mensajero Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y que no está en el Corán.
Otro versículo que lo confirma:
{Cuando el Profeta confió un secreto a una de sus esposas [Hafsah] y ella lo contó [a ‘A'ishah, por lo que ambas se confabularon por celos contra el Profeta], Al-lah le reveló [al Profeta] lo ocurrido, y él le refirió [a Hafsah] una parte de lo que ella había hecho. Entonces, ésta le preguntó: ¿Quién te lo ha comunicado? Y Él respondió: Me lo ha revelado el Omnisciente, Él está bien informado de cuánto hacen Sus siervos.} [Corán 66:3]
Este versículo nos informa que el Mensajero de Al-lah , la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, confió un secreto a una de sus esposas, ella pensó que no había ningún inconveniente en contarlo, pero Al-lah , Glorificado Sea, informó a Su Profeta sobre lo ocurrido y él le contó a su esposa una parte de lo que ella había hecho; y cuando ella le preguntó sobre la fuente de su conocimiento, él contestó: Me lo ha revelado el Omnisciente, Él está bien informado de cuánto hacen Sus siervos.
Vemos que en este versículo Al-lah le informa a Su Profeta lo que había hecho su esposa, pero no vemos en ningún lado del Corán qué le dijo el Profeta a su esposa ni qué había contado ella, entonces ¿dónde está esa información? Sin lugar a dudas en la Sunnah, el Profeta nos informó sobre todos esos detalles mediante la revelación que Al-lah le hizo.
Otro ejemplo más:
{Cuando cortasteis algunas palmeras [de Banu Nadir] y a otras las dejasteis en pie, fue porque Al-lah en esa batalla os lo permitió para así humillar a los corruptos.} [Corán 59:5]
Es muy evidente que este versículo fue revelado después de que se cortaron las palmeras, y vemos también que se cortaron porque Al-lah había dado el permiso para ello, pero sin embargo no encontramos ningún versículo en el Corán que sugiera que Al-lah les daba el permiso para ello, lo que refleja que ese permiso tuvo que ser revelado mediante otro tipo de revelación que no es el Corán, es decir: la Sunnah de su Mensajero Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él.
{Al-lah te ha revelado el Libro [el Corán] y la sabiduría [la Sunnah ] y te ha enseñado lo que no sabías. El favor de Al-lah sobre ti es grandioso.} [Corán 4:113]
{Al-lah ha agraciado a los creyentes enviándoles un Mensajero de entre ellos que les recita Sus preceptos, les purifica y les enseña el Libro y la sabiduría [la Sunnah]. Y por cierto que antes se encontraban en un extravío evidente.} [Corán 3:164]
Al-lah nos informa que le ha revelado a Su Mensajero, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, dos asuntos: el Libro y la Sabiduría. La Gente de Conocimiento ha dejado claro que la “Sabiduría” en estos versículos hace referencia a la Sunnah, no puede significar el Libro puesto que es mencionada después de la conjunción “wa”, y en el idioma árabe la conjunción implica cambio (mugháyarah) (por ejemplo: Compra pan y agua). Y no puede ser otra cosa excepto la Sunnah porque es mencionada en el contexto de la gracia de Al-lah sobre los creyentes mediante la enseñanza del Corán y la Sabiduría, lo que refleja que estamos obligados a seguir ambas enseñanzas y Al-lah no nos ha ordenado obedecer excepto al Corán y a Su Mensajero, por lo que la Sabiduría hace referencia a los dichos, actos y aprobaciones del Mensajero Muhammad, la paz y las bendiciones de Dios sean con él. Dice Al-lah en el Corán:
{Y transmitid los preceptos de Al-lah  y la Sabiduría [la Sunnah] que se mencionan en vuestras casas. Ciertamente Al-lah es Sutil y está bien informado de lo que hacéis.} [Corán 33:34]
Este versículo reafirma más el significado de los dos anteriores y es una refutación a aquellos que puedan pensar que la Sabiduría es el Libro, ya que Al-lah nos dice aquí que en las casas de las esposas del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, se mencionan dos asuntos: los preceptos de Al-lah y la Sabiduría. Dijo el Imam Shafi’i: “…Y Al-lah mencionó Su gracia para con Sus siervos enviándoles un Mensajero que les enseña el Libro y la Sabiduría, por lo que no es permitido decir, y Al-lah sabe más, excepto que la Sabiduría en ese versículo hace referencia a la Sunnah, ya que es mencionada junto al Corán, y Al-lah ha ordenado obedecer a Su Mensajero…"[4]
(Más adelante mencionaremos el hadiz donde el Mensajero de Al-lah , la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Me ha sido dado el Corán y algo importante como él…”).
{Y si [el Profeta] hubiera inventado algunas mentiras sobre Nosotros, le habríamos tomado fuertemente, luego le habríamos cortado la arteria vital y ninguno de vosotros habría podido impedirlo.} [Corán 69:44-47]
Este versículo evidencia que todo lo que el Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, decía sobre el Islam era revelación de Al-lah ; y que si él hubiera inventado sobre el Din algo que Al-lah no le había revelado, ya le habría exterminado y nadie podría haberlo impedido.
{Aquellos que siguen al Mensajero y Profeta iletrado [Muhammad], quien se encontraba mencionado en la Torá y el Evangelio, que les ordena el bien y les prohíbe el mal, les permite todo lo beneficioso y les prohíbe lo perjudicial, y les abroga los preceptos difíciles que pesaban sobre ellos [ la Gente del Libro]; y quienes crean en él, lo secunden, defiendan y sigan la luz que le ha sido revelada [el Corán] serán quienes tengan éxito.} [Corán 7:157]
El versículo es general en afirmar que el Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, ordena, prohíbe, permite y veda sin especificar si es Corán o Sunnah; lo que prueba que todo lo que ordena y prohíbe el Mensajero es como si Al-lah lo hiciera. Y lo que reafirma más este significado es el siguiente versículo:
{Combatid a quienes no creen en Al-lah ni en el Día del Juicio, no respetan lo que Al-lah y Su Mensajero han prohibido y no siguen la verdadera religión [el Islam] de entre la Gente del Libro [judíos y cristianos], a menos que éstos acepten pagar un impuesto [por el cual se les permita vivir bajo la protección del estado islámico conservando su religión] con sumisión.} [Corán 9:29]
Este versículo menciona dos tipos de prohibiciones: lo que Al-lah ha prohibido y lo que Su Mensajero, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, ha prohibido, y se mencionan unidos por una conjunción. Esto evidencia dos asuntos:
1-    Lo que el Mensajero ha prohibido es igual a lo que Al-lah ha prohibido, que ambos están al mismo nivel en cuanto a legislación (no en cuanto a posición y honor) y lo que Al-lah ha prohibido en el Corán es igual a lo que el Mensajero ha prohibido en la Sunnah.
2-    Las cosas que el Mensajero ha prohibido en la Sunnah son una revelación procedente de Al-lah .
 {Quien obedezca al Mensajero obedece a Al-lah . Y quien le dé la espalda sepa que no te hemos enviado como un custodio de sus obras.} [Corán 4:80]
Dijo el Imam Ibn Yarir At-Tabari (falleció en 310 H) en su Tafsir, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia: “Dijo Abu Ya’far: Esta es una advertencia de Al-lah a Su creación para con Su Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él; les dice Al-lah , el Altísimo: quien obedezca de vosotros a Muhammad, me habrá obedecido a Mí, escuchad sus palabras y obedeced sus órdenes, puesto que todo asunto que os ordene es algo que Yo mismo he ordenado y todo asunto que os prohíba es algo que Yo he prohibido.”
Dijo el Imam Al Qurtubi en su Tafsir, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia: “Al-lah nos enseña a través de este versículo que la obediencia a Su Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, es una obediencia a Él.”
Dijo el Hafidh Ibn Kazir en su Tafsir, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia: “Al-lah nos informa que quien obedezca a Su siervo y Mensajero Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, está obedeciendo a Al-lah y que quien lo desobedezca está desobedeciendo a Al-lah ; y esto es así porque él no habla por deseo propio, sino que es una Inspiración revelada.” (Más adelante mencionaremos un hadiz que confirma este versículo.)
{Los preceptos que os ha transmitido el Mensajero respetadlos, y absteneos de cuanto os haya prohibido. Y temed a Al-lah , pues Al-lah es severo en el castigo.} [Corán 59:7]
Este versículo ordena a los creyentes tomar todo aquello que les venga del Mensajero, ya sea Corán o Sunnah, alejarse de todo lo que haya prohibido y finalmente les advierte de un severo castigo a todos aquellos que desobedezcan las órdenes del Mensajero de Al-lah .
{Di: ¡Obedeced a Al-lah y al Mensajero! Pero si se niegan, sepan que Al-lah no ama a los incrédulos.} [Corán 3:32]
Es claro el versículo en afirmar que quien se niega a obedecer al Mensajero es parte de los incrédulos e hipócritas, por más que clame creer en Al-lah y Su Mensajero. Dice Al-lah en el Corán desvelando a estos hipócritas:
{Dicen [los hipócritas]: Creemos en Allah y en el Mensajero, y les obedecemos. Pero luego no obedecen porque realmente no son creyentes. Y cuando se les exhorta a respetar en sus juicios las leyes que Allah ha revelado a Su Enviado se rehúsan, salvo cuando éstas les favorecen, pues entonces las acatan con sumisión. ¿Es que sus corazones están enfermos [de tanta hipocresía], o dudan [acerca de Muhammad], o acaso temen que Allah y Su Mensajero les opriman? Ciertamente son inicuos. En cambio los creyentes, cuando se les exhorta a respetar en sus juicios las leyes que Allah ha revelado a Su Mensajero, dicen: ¡Escuchamos y obedecemos! Ciertamente ellos son quienes prosperarán. Y sabed que] Quienes obedezcan a Allah y a Su Mensajero, Le teman y sean piadosos, serán los verdaderos triunfadores.} [Corán 24:47-52]
En cuanto a la Sunnah, destacamos los siguientes hadices:
Dijo nuestro Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: Verdaderamente, me ha sido dado el Corán y algo importante como él. Pero pronto llegará el tiempo en que un hombre se reclinará sobre su almohada con el estómago lleno, y dirá: “Debes apegarte solo al Corán; lo que encuentres allí como permisible tómalo, y lo que encuentres allí como prohibido, abstente”. Pero ciertamente, yo les digo que cualquier cosa que el Mensajero de Al-lah les prohíba, es como si Al-lah lo prohibiese.” Fue transmitido por Abu Dawud, At-Tirmidhi, Al Hakim y Ahmad. El Shaij Al Albani, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia, dijo que era hasan.
Dijo el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Me fue revelado que seréis interrogados en vuestras tumbas… (Y menciona lo que le preguntarán los ángeles a los siervos de Al-lah en sus tumbas)” Transmitido por Bujari (1053) y Muslim (905). Este hadiz es suficiente evidencia para aquellos que claman que la Sunnah no es revelación de Al-lah, el propio Profeta utiliza la palabra Wahi (revelación) y menciona hechos sobre la tumba que no están mencionados en el Corán.
El Mensajero de Al-lah , la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Quien me obedezca habrá obedecido a Al-lah y quien me desobedezca habrá desobedecido a Al-lah .” Transmitido por Bujari (7137) y Muslim (1835). Esto confirma el versículo mencionado anteriormente: {Quien obedezca al Mensajero obedece a Al-lah ...} [Corán 4:80]
Dijo el Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Os he dejado dos asuntos que si os aferráis a ellos nunca os desviaréis: El Libro de Al-lah y mi Sunnah…”. Transmitido por el Imam Malik y Al Hakim, el Shaij Al Albani lo declaró hasan.
En cuanto a los compañeros del Profeta, la paz y las bendiciones de Dios sean con él, esto fue lo que entendieron, es decir, que la Sunnah era revelación de Al-lah . Se reporta de Abdullah Ibn Mas’ud decir: “Al-lah maldice a las que se hacen tatuajes o piden que les sean hechos, las que piden que les depilen sus cejas y las que se liman sus dientes y los separan con propósitos de belleza y cambian la creación de Al-lah .” Una mujer de la tribu de Bani Asad llamada Umm Ia’qub escuchó esto, vino y dijo: “Ha llegado a mis oídos que tú has maldecido esto y esto…” Él dijo: “¿Y como no he de maldecir a quien ha maldecido el Mensajero de Al-lah , la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y que está mencionado en el Libro de Al-lah ?” Entonces ella dijo: “Por cierto que he leído lo que hay entre las dos cubiertas (del Corán) y no encontré nada de lo que tú dices.” Él contestó: “Si lo hubieras leído lo habrías encontrado, ¿acaso no leíste: {Los preceptos que os ha transmitido el Mensajero respetadlos, y absteneos de cuanto os haya prohibido.}?” Ella dijo: “Claro que sí”. Él dijo: “Pues él lo ha prohibido.” Ella contestó: “Yo creo que tu esposa lo hace.” Él dijo: “Ve y mira” Entonces ella fue y miró, pero no vio nada de lo que buscaba. Él dijo: “Si hubiera sido así, no estaría con nosotros.” Transmitido por Bujari (4604) y Muslim (2125).
En cuanto a la generación posterior a los Sahaba, es decir, los Tabi’in[5], tenemos los siguientes ejemplos:
Dijo Hassan ibn ‘Atiah (falleció en 130 H): “Yibril solía revelarle la Sunnah al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, tal como solía revelarle el Corán”.[6]
Dijo Aiub Sijtiyani (falleció en 131 H): “Si alguien dice sobre la Sunnah: Déjanos de esto, háblanos del Corán. Sabe que es un extraviado y extravía a los demás.”[7]
La importancia de la Sunnah radica en que nos explica lo que en el Corán se menciona de manera general y también agrega normas que no existen originalmente en él. Dice Al-lah : {Y te hemos revelado el Recuerdo para que puedas explicar a las personas lo que les ha sido descendido (el Corán) y quizá así reflexionen} [Corán 16:44]
Algunas personas que no conocen el árabe piensan que el pasado que se menciona en este versículo (lo que les ha sido descendido) hace referencia a los libros anteriores: Evangelio, Toráh, etc. Es erróneo porque en el idioma árabe la forma verbal utilizada en ese versículo se refiere al pasado más reciente, que en ese versículo es: el Dhikr (Recuerdo). Además de que sería ilógico pensar que el Mensajero vino a explicar los libros anteriores y no el Corán.
Ibn ‘Abd Al Barr Al Maliki dijo:
 Las explicaciones del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, sobre el Corán son de dos tipos:
 1 – Explicando cosas que están mencionadas en términos generales en el Sagrado Corán, tales como las cinco oraciones diarias, sus tiempos, postraciones, inclinaciones y todas las otras normas.
 2 – Agregando normas a las preexistentes en el Corán, tales como la prohibición de casarse simultáneamente con una mujer y con su tía materna o paterna, etc.”[8]
Dijo el Shaij Al Albani, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia, comentando esta aleya {Y te hemos revelado el recuerdo para que puedas explicar a las personas lo que les ha sido descendido (el Corán) y quizá así reflexionen}. [Corán 16:44]:
“La explicación a la que hace referencia esta aleya comprende dos tipos de explicaciones:
1-    Dar a conocer su texto y contenido, es decir, transmitir el Corán y no omitirlo, hacerlo llegar a la ummah tal como le fue revelado al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Y a esto hace referencia la aleya {¡Oh, Mensajero! Transmite lo que te ha sido revelado por tu Señor.} [Corán 5:67]
Dijo ‘Ai’sha, que Al-lah esté complacido con ella: “Quien os diga que Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, omitió algo que le fue ordenado transmitir, ciertamente ha inventado una gran mentira contra Al-lah , y después recitó la aleya que acabamos de mencionar” Transmitido por Bujari y Muslim.
 
2-    Expresar a la Ummah el significado de una palabra, frase o aleya que necesite explicación. Esto ocurre mucho en las aleyas cuyo significado ha sido expuesto brevemente, de forma general o sin límites; y viene entonces la Sunnah y explica en detalle lo que ha sido expuesto brevemente en el Corán, especifica lo que está expuesto en forma general y pone límites a las aleyas que no tenían límite. Esto se da con sus palabras, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, acciones o aprobaciones.
Algunos ejemplos:
La aleya que dice: {Se os ha prohibido [beneficiaros de] la carne del animal muerto por causa natural, la sangre…} [Corán 5:3] La Sunnah nos aclaró y explicó que hay dos tipos de animales muertos y dos tipos de sangre que sí es permitido comer. Dice el hadiz: “Se nos ha permitido dos animales muertos[9] y dos tipos de sangre: las langostas y los peces y el hígado y el bazo.” Transmitido por Ibn Mayah, Al Hakim y Al Baihaqi.
La aleya que dice: {Diles [¡Oh, Muhammad!]: ¿Quién os ha prohibido engalanaros y beneficiaros de todo lo bueno que Al-lah os ha proveído?} [Corán 7:32] La Sunnah nos aclaró y explicó también que hay algunas cosas que sirven para engalanarse que están prohibidas; una vez el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, salió donde sus compañeros llevando en una de sus manos oro y en la otra seda y dijo: “Estas dos cosas están prohibidas para los hombres de mi Ummah y son permitidas para sus mujeres.” Transmitido por Al Hakim y dijo que era Sahih.
Y así muchísimos ejemplos más que son muy conocidos entre los Sabios del Hadiz y Fiqh.
Con todo lo que acabamos de mencionar ha quedado reflejada la importancia de la Sunnah en la Legislación Islámica, ya que si analizamos los ejemplos que hemos dado, aparte de muchos otros que hay, llegamos a la conclusión y certeza de que no hay camino para entender correctamente el Corán excepto a través de la Sunnah.”[10]
 


[1]Ver As-Sunnah Wa Makanatiha fit Tashri’ Al Islami, pág. 66.
[2]Ver As-Sunnah Wa Makanatiha fit Tashri’ Al Islami, pág. 66.
[3]Maymu’ Al Fatawa (33).
[4]Ar-Risalah, pág. 78.
[5]Plural de Tabi’i, es decir, aquellos que vieron y conocieron a los Sahaba, de quienes aprendieron su conocimiento y siguieron su camino, varios de ellos eran hijos de los propios Sahaba. El Mensajero de Allah, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, resaltando la excelencia de los Tabi’in, dijo: “La mejor de la gente pertenece a mi generación, luego a la generación que los sigue, y luego a la generación que los sigue.” Transmitido por Bujari y Muslim. La generación de los Tabi’in termina en el año 170 H.
[6]Al Kifaiah, citado por Al Jatib (12). Al Baihaqi dijo: Sanad Sahih.
[7]Al Hakim en Ma’rifat ‘Ulum al Hadiz (pág. 65), Al Baihaqi en Al Madjal, etc.
[8]Yami’ Baian Al ‘Ilm wa Fadlihi (2/190)
[9]Muertos: es decir, sin ser degollados.
[10]Manzilat As Sunnah fil Islam, pág. 6 en adelante.

Related Articles