Hadiz y Sunnah

La Sunnah auténtica es revelación de Al-lah y está protegida 3

5667 1953

 

¿Qué pasa entonces con aquel que rechaza un hadiz auténtico?
Los Sabios dicen: si el hadiz cumple con las condiciones necesarias para su autenticidad (conocidas por los sabios del hadiz) es obligatorio aceptarlo y obrar conforme a él, y no es permitido rechazarlo con cualquier excusa; porque de hacerlo se consideraría desvío y soberbia y es causa de ingresar al Infierno, pero no deviene incrédulo quien lo haga. A menos que rechace un hadiz cuyo contenido es uno de los principios básicos del Islam o admita que sea un hadiz dicho por el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y luego lo rechace; en estos dos casos sí deviene incrédulo.
Y es de suma importancia recordar que si alguien quiere discutir la autenticidad de un hadiz debe tener o conocer el método académico para ello, el cual se resume en tres condiciones: dominar la ciencia del hadiz y el Isnad, que contradiga claramente y no aparentemente un texto coránico o hadiz evidente y que sea un asunto en donde es permitido hacer Iyytihad (esfuerzo intelectual que hace el ‘Alim para deducir un veredicto legal islámico), puesto que no se puede hacer Iyytihad en todos los asuntos. Quien no cumpla con estas 3 condiciones y persista en rechazar y desmentir ese determinado hadiz, se encuentra en una grave situación. Dijo el Imam Ahmad: “Quien rechace un hadiz del Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, está al borde de la destrucción.”
 
Algunas Confusiones sobre la Sunnah y su Refutación
En la actualidad vemos que algunas personas que se adhieren al Islam, y que no tienen las más mínimas nociones sobre la Ciencia del Hadiz y sus Principios, se han enfocado en negar la obligación de seguir la Sunnah y creer que está protegida por Al-lah, imitando de esta forma a los grupos desviados del Islam y a los Misioneros y Occidentales.
A continuación mencionaremos algunos de sus argumentos y su correspondiente refutación:
 
1- El Corán es suficiente para explicar el Islam y todos los veredictos legales.
Entre las pruebas que mencionan:
·        {No hemos omitido nada en el Libro.}[Corán 6:38]
·        {Te hemos revelado el Libro que contiene todos los preceptos y el cual es guía, misericordia y albricias para quienes se someten a Al-lah.}[Corán 16:89]
·        {No es [el Corán] un relato inventado sino una confirmación de lo revelado anteriormente, y es una explicación detallada de todas las cosas, guía y misericordia para los creyentes.}[Corán 12:111]
·        {Y no le enseñamos [al Profeta Muhammad] la poesía, pues no es propia para él; ciertamente es un motivo de reflexión y un Corán claro.}[Corán 36:69]
Esto prueba que el Corán contiene todo asunto relacionado con el Dín, todos los preceptos necesarios para las personas y que además están explicados de forma clara y detallada, de tal forma que no es necesario recurrir a alguna otra cosa como la Sunnah.
Refutación:
Quienes alegan esto demuestran su ignorancia e incomprensión de las aleyas del Corán, puesto que es bien conocido que el Corán contiene asuntos claros y explícitos y otros que son generales en donde la Sunnah los explica y aclara. Basta con mencionar el ejemplo del pilar de este Din: la oración; ¿dónde aparece en el Corán el número de oraciones obligatorias? ¿cuándo empieza y termina el tiempo de cada oración? ¿cuántas Raka’as tiene cada oración? ¿cómo hay que hacer la oración? ¿cuáles son sus pilares y condiciones? Y así podemos seguir con el resto de pilares del Islam. Por tanto, vemos que el Corán contiene los principios básicos de la religión y las bases generales de las leyes, a veces están explicadas de forma clara y otras veces es el Profeta quien las explica; y como Al-lah envió a Su Mensajero Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, para que les enseñe a las personas su religión y les ordenó seguirle, todas los preceptos que él explicaba eran explicaciones al Corán.
Dijo el Imam Ash-Shafe’i, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia: “No acontece ningún asunto en este Din sin que encontremos en el Corán la prueba sobre el camino correcto a tomar en ello. Dijo Al-lah, Glorificado y Exaltado Sea:
·        {Éste es el Libro que te hemos revelado para que saques a los hombres de las tinieblas a la luz, por la voluntad de tu Señor, y les guíes hacia el sendero de Al-lah, Poderoso, Loable.}[Corán 14:1]
·        {Y te hemos revelado el recuerdo para que puedas explicar a las personas lo que les ha sido descendido (el Corán) y quizá así reflexione.}[Corán 16:44]
·        {Te hemos revelado el Libro que contiene todos los preceptos y el cual es guía, misericordia y albricias para quienes se someten a Al-lah.} [Corán 16:89]
Todo lo que Al-lah ha explicado en Su Libro a Sus siervos se resume en los siguientes puntos:
·        Asuntos que Él ha explicado a Su creación claramente: la obligación de rezar, ayunar, dar el Zakat, etc., la prohibición de los pecados tanto públicos como privados: la fornicación y el adulterio, el alcohol, los animales muertos, la sangre, la carne de cerdo; les explicó cómo es la obligación de la ablución, etc.etc.
·        Asuntos que Él ha ordenado en Su Libro y explicó cómo deben ser llevados a cabo por boca de Su Mensajero: el número de oraciones obligatorias, el cálculo Zakat y su tiempo, y otras obligaciones más que Al-lah ha revelado en Su Libro.
·        Asuntos que ha establecido Su Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, sobre los cuales Al-lah no se ha pronunciado en el Corán, pero que Al-lah ordenó en Su Libro obedecer a Su Mensajero y aceptar su juicio. Así pues, quien acata las órdenes del Mensajero está acatando la orden de Al-lah de obedecerle.
·        Asuntos que Él ordenó a Sus siervos esforzarse para conseguirlos, y probó la obediencia de Sus siervos en el esfuerzo así como en otros asuntos que Él les ha ordenado.[1]
En cuanto al versículo {No hemos omitido nada en el Libro.} [Corán 6:38], la mayoría de los Sabios del Tafsir dicen que se refiere a la Tabla Protegida (Lawh al Mahfudh) y el contexto completo del versículo confirma esta interpretación, dice Al-lah: {No hay criatura que camine en la tierra o vuele con sus dos alas que no forme una comunidad igual que vosotros. No hemos omitido nada en el Libro. Éstas [criaturas] también serán congregadas ante su Señor [el Día del Juicio].} [Corán 6:38]; tal como vemos, el versículo está hablando del inmenso conocimiento de Al-lah y como Él abarca con Su conocimiento todo lo que pasa en Su creación, ya sean criaturas que caminen sobre la tierra, aves o cualquier otra criatura, Él decretó su sustento y luego las congregará en el Día del Juicio, Glorificado Sea. Y esto es parecido al versículo: {No sucede ninguna desgracia en la Tierra ni os azota a vosotros mismos adversidad alguna sin que esté registrada en un Libro antes de que acaezca. Ello es fácil para Al-lah.} [Corán 57:22], el Libro que contiene todos los asuntos que ocurrieron, ocurren y ocurrirán es la Tabla Protegida. E incluso si interpretamos el Libro como el Corán, los sabios que lo han interpretado así dicen que se refiere a que contiene todo lo que necesitan los creyentes, ya sea órdenes y prohibiciones, creencias y leyes, albricias y advertencias, etc.etc. pero nadie de ellos dijo que eso significa que no es necesario seguir la Sunnah. De esta forma vemos que el error de estas personas radica en que se agarran a una aleya o dos (que no hacen referencia en absoluto a lo que ellos defienden) y fundamentan su errada creencia sobre ello, haciendo caso omiso al resto de aleyas que hablan sobre este tema; es decir, creen en una parte del Libro y descreen de la otra.
 
2- Al-lah prometió proteger el Corán.
Mencionan el siguiente versículo: {Ciertamente Nosotros hemos revelado el Recuerdo y somos Nosotros sus custodios.} [Corán 15:9]
Esto prueba que Al-lah sólo prometió proteger el Corán y no la Sunnah, así que si la Sunnah fuera obligatorio seguirla la habría preservado Al-lah.
Refutación:
Cuando Al-lah dice que protegerá el Dhikr no se refiere solamente al Corán, sino que se refiere a la Ley de Al-lah y Su religión, así que es más amplio como para referirse solamente al Corán. Lo confirma el siguiente versículo, conocido por todos: {Preguntadle a la Gente del Recuerdo [Ahlu Dhikr] si no sabéis.} [Corán 16:43], es decir, a la gente que tiene conocimiento de la Religión y Ley de Al-lah, y no hay dudas de que Al-lah, tal como protegió Su Libro, también protegió Su Sunnah, ya que ésta es la que lo explica y aclara (tal como mencionamos en el apartado de la protección de la Sunnah), dice Al-lah: {Y te hemos revelado el recuerdo para que puedas explicar a las personas lo que les ha sido descendido (el Corán) y quizá así reflexionen.} [Corán 16:44]
Ibn Házm, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia, respondiendo a aquellos que dicen que el Dhikr en la aleya sólo se refiere al Corán: “Eso es falso, una simpleza sin evidencia, no se puede limitar el Dhikr sólo al Corán sin prueba alguna…El Dhikr es un nombre que comprende todo aquello que Al-lah ha revelado, ya sea Corán o Sunnah, para así explicar el Corán, y Al-lah dijo: {Y te hemos revelado el recuerdo para que puedas explicar a las personas lo que les ha sido descendido (el Corán) y quizá así reflexionen.} [Corán 16:44]; sabemos que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, está ordenado a explicar el Corán a las personas y sabemos que en el Corán hay muchas obligaciones generales que no han sido explicadas, como la oración, el Zakat, la peregrinación y otros asuntos que no entendemos qué es lo que quiere Al-lah (específicamente) de nosotros con Sus palabras, pero el Mensajero de Al-lah nos lo aclara y explica, y si esta explicación de los asuntos generales del Corán no está preservada y protegida de cualquier alteración, entonces quedaría anulado el beneficio de este versículo coránico y por ende quedarían anuladas también la mayoría de las leyes que Al-lah nos ordenó en Su Libro, y entonces no sabríamos cuál es el verdadero significado de Sus palabras.”[2]
 
3- El Hadiz de comparar las palabras del Mensajero con el Corán.
Dice el hadiz: “Todo lo que os llegue de mí comparadlo con el Corán, si coincide con lo que dice el Libro de Al-lah, lo he dicho en realidad; y si difiere con él, no lo he dicho. ¿Y cómo voy a diferir con el Libro de Al-lah si a través de él me ha guiado Al-lah?”
Refutación:
Lo gracioso y contradictorio de esta crítica es que estas personas niegan la protección de la Sunnah pero sin embargo justifican su postura ¡¡basándose en la propia Sunnah!!
En cuanto al hadiz que mencionan: es falso, sin base alguna.
Dijo el Imam Ash-Shafei’ en Ar-Risalah: “No lo ha reportado nadie, ya sea en una obra pequeña o grande.”
Dijo el Imam del Hadiz, Yahia Ibn Ma’in: “Es un hadiz inventado, lo pusieron los hipócritas.”
Dijo AbduRahmán Ibn Mahdi: “Los hipócritas y los Jawariyy han inventado este hadiz.”
Dijo Ibn Hayar: “Este hadiz no es verídico.”
Dijo Al Baihaqi: “El hadiz que se reporta de comparar el hadiz con el Corán es falso, se evidencia a sí mismo, ya que no existe ninguna aleya que sugiera comparar el hadiz con el Corán.”[3]
 
4- La Recopilación de la Sunnah no se hizo hasta mucho tiempo más tarde y el Profeta prohibió escribir todo lo que no sea Corán.
Si la Sunnah fuera importante se habría escrito en época misma del Profeta y no se habría prohibido escribirla, así que pasó tiempo suficiente como para que la Sunnah se perdiera, olvidara y tergiversara.
Refutación:
Esta errada idea ha estado muy extendida entre los Occidentales y muchos de los musulmanes, debido a su ignorancia de los Principios del Hadiz y del idioma árabe, suponen que los hadices han estado transmitiéndose durante 100 años de forma oral y no hubo ninguna escritura de los mismos; es decir, confunden entre los términos: Recopilación (Tadwin) y Escritura (Kitabah). La Recopilación es juntar y reunir algo que ya está escrito, tal como pasó con el Corán en época de Abu Baker, que Al-lah esté complacido con él, el hecho de que el Corán se haya recopilado en época de Abu Baker no quiere decir que no estuvo escrito en época del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Lo mismo sucede con la Sunnah, la primera recopilación la hizo el Imam Ibn Shihab Az-Zuhri (falleció en 124 H) en el año 100 H bajo la orden del califa Omar Ibn Abdul’Aziz, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia. En cuanto a la escritura de la Sunnah, ya se había empezado a escribir en la vida misma del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, bajo su permiso y conocimiento y tenemos los siguientes hadices auténticos que lo confirman:
De Abdulah Ibn ‘Amr Ibn Al ‘As, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Solía escribir todo aquello que escuchaba del Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, para así memorizarlo, pero la gente de Quraish me reprendió sobre esto y me dijo: ¿escribes todo lo que escuchas siendo el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, un ser humano que puede hablar estando enojado y contento?. Así que deje de escribir y le mencioné lo sucedido al Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, pero él señaló con su dedo a su boca y dijo: Escribe, por Aquel en cuyas manos está en mi alma que no sale de ella sino la Verdad.” Transmitido por Abu Dawud y declarado auténtico por el Shaij Al Al Bani en Sahih Abi Dawud (3646).
De Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él: “No hay ningún Compañero del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, que reporte de él más hadices que yo, excepto lo que venga de Abdulah ibn ‘Amr, ya que él solía escribir y yo no.” Transmitido por Al Bujari (113).
De Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “El Mensajero de Al-lah dio una disertación el día de la conquista de la Meca…Y se levantó un hombre del Yemen llamado Abu Shah y dijo: Escríbeme (lo que has dicho) Mensajero de Al-lah. Entonces dijo el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: Escribible a Abu Shah.” Transmitido por Bujari (6880) y Muslim (1355).
En cuanto al hadiz que se reporta de Abu Sa’id al Judri, que Al-lah esté complacido con él, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “No escribáis sobre mí, quien escriba sobre mí algo que no sea el Corán, que lo borre.” Transmitido por Muslim.
Hay diferencias de opinión entre los Sabios del Hadiz sobre si lo ha dicho el Profeta o son palabras de Abu Sa’id Al Judri. Dijo el Hafidh Ibn Hayar: “La opinión correcta es que son palabras de Abu Sa’id Al Judri, lo dijo Bujari y otros.”[4]
Los Sabios que han dicho que son palabras del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, concilian este único hadiz con los anteriores que sí lo permiten diciendo:
1-    Fue abrogado por los posteriores hadices, en un primer momento estuvo prohibido escribir la Sunnah por temor a que se mezclara con el Corán, pero más tarde se permitió, ya que el hadiz de Abdulah Ibn Amr Ibn Al ‘As es tardío (entró al Islam en los últimos años del periodo de Medinah).
2-    La prohibición del Profeta era específicamente sobre escribir el Corán y otra cosa en la misma hoja, por temor a que se mezclaran ambas cosas y conlleve a la confusión. Porque hay muchos hadices que prueban que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, sí ordenó que se escribieran varias cartas para enviarlas a los diversos reyes y gobernantes de su época invitándoles al Islam, así como varios reportes que muestran que los Sahaba tenían escritos con la Sunnah, y el Corán mismo ordena escribir las deudas que se contraen: {¡Oh, creyentes! Si contraéis una deuda por un plazo determinado ponedlo por escrito.} [Corán 2:282]
Entre los Sahaba que tenían escritos con hadices, además de Abdullah Ibn ‘Amr Ibn Al ‘As y Abu Shah, tenemos a: Abu Baker, Abu Ayub Al Ansari, Ibn ‘Abbas, ‘Ali Ibn Abi Talib, Abu Rafi’ (sirviente del Profeta), Omar Ibn Al Jattab, Abu Musa Al Ash’ari, Ubai Ibn Ka’b, Usaid Ibn judair, Asma’ Bint ‘Umais, Yabir Ibn Samura, Yabir Ibn ‘Abdullah, Sa’d Ibn ‘Ubadah, etc.etc, que Al-lah esté complacido con todos ellos.
Por tanto, vemos que la Sunnah se escribió tanto en época del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, como después de su muerte y se transmitió de forma oral y escrita.
Estas son las confusiones y críticas más importantes que hacen estas personas a la Sunnah del Mensajero Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, pero ya hemos visto lo débiles que son sus argumentos al limitarnos en nuestra refutación al Corán, la Sunnah y el Iyyma’ (consenso) y ha quedado reflejado que el verdadero objetivo de estas personas, con o sin intención, es acabar con la Sunnah y seguir lo que vaya acorde a sus pasiones e ideas personales. Y tal como dice Al-lah en el Corán: {¿Acaso existe alguien más extraviado que quien sigue sus pasiones sin ninguna guía proveniente de Al-lah? Al-lah no guía a los inicuos.}[Corán 28:50]
Dijo el Compañero del Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, Sahl Ibn Hunaif, que Al-lah esté complacido con él: “No obren basados únicamente en su opinión personal, pues en verdad me han visto el día de Abi Yandal[5], si pudiera rechazar la decisión del Mensajero de Al-lah, lo habría hecho.” Transmitido por Bujari y Muslim. Dijo el Hafidh Ibn Hayar, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia: “Es decir, no utilicen solamente su opinión sin basarse en los principios de la religión”.
Dijo el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “No será completa la fe de ninguno de vosotros hasta que sus inclinaciones sean acordes a lo que he traído.” Transmitido por el Imam An Nawawi en Arba’in Nawawiya, y lo declaró auténtico.
 
Fue narrado también de Ibn Al-Ashayyi que Omar Ibn Al Jattab, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Cuidado con la Gente del Rai’ (aquellos que expresan su opinión personal aunque vaya contra las leyes), porque ellos son enemigos de la Sunnah, dejaron de memorizar los hadices, se extraviaron a sí mismos y extravían a los demás”.[6]
Dijo el Imam Ahmad: “A quien veas que se guía por su opinión personal, indudablemente encontrarás que tiene perversidad en su corazón”.[7] Y no nos debe sorprender esta afirmación del Imam Ahmad, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia, ya que estas personas en su afán de criticar la Sunnah y en su orgullo de negarse a seguir el consenso de nuestros Salaf Salih (predecesores piadosos) han llegado al punto de desacreditar y rebajar el estatus de nuestros Sahaba y de los Sabios del Islam, diciendo que ellos no tenían un entendimiento correcto de los textos, incluso se burlan diciendo: “¡¿Hasta cuándo seguiréis el entendimiento que unos beduinos del desierto hacían del Corán y la Sunnah!?”
Dijo el Shaij del Islam Ibn Taimiah, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia, sobre este tipo de personas: “Tratar de ignorantes a los predecesores y primeros, subestimarlos y creer que ellos eran personas sin educación…que no tenían suficiente conocimiento de Al-lah y no se dieron cuenta de asuntos importantes del conocimiento divino, y que realmente los que vinieron después de ellos son los virtuosos y quienes lograron todo eso…Si una persona reflexiona estas palabras, las encontrará llenas de una extrema ignorancia, es más, de un desvío extremo.” [8]
Su situación se asemeja a la de los hipócritas: {Cuando se les dice: ¡Creed como creen los hombres! Responden: ¿Es que vamos a creer como lo hacen los necios? ¿Acaso no son ellos los necios? Pero no lo saben.}[Corán 2:13]
Y por eso los vemos llamando e incitando a que se reinterpreten las leyes y postulados del Islam (NO penas capitales, NO hiyab, NO sistema de matrimonio y divorcio islámico, etc.etc.), alegando que esas leyes descendieron en una época diferente a la nuestra y que ahora es necesario acomodarlas a la realidad en la que vivimos. Dice Al-lah en el Corán: {¿Acaso pretenden un juicio pagano? ¿Y quién mejor juez que Al-lah para quienes están convencidos de su fe?} [Corán 5:50]
Dijo el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, alertando a su Ummah sobre dejarse engañar por las palabras de estas personas:
“En los últimos tiempos de mi Ummah habrá personas que os hablarán de asuntos que jamás habíais escuchado vosotros ni vuestros padres, tened cuidado con ellos y ¡ay de ellos!” Muslim(6).
“Lo que más temo por vosotros después de mí, es sobre un hipócrita elocuente al hablar.” Transmitido por Ahmad y declarado auténtico por el Shaij Al Albani en Sahih Al Yami’ (239). Le pedimos a Al-lah que nos proteja del desvío.
Por esta razón el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, clarificó que aquel que habla sobre Al-lah sin conocimiento es una persona que forma parte de los ignorantes que son extraviados y extravían a los demás. Abdullah ibn ‘Amr ibn Al ‘As, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Escuché al Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, decir:Al-lah no quita el conocimiento, después de haberlo dado, arrancándolo; sino que lo quita llevándose a los ‘Ulamâ´ (sabios) junto con su conocimiento, de forma que quedan dirigentes (cabecillas) ignorantes a los que les piden dictámenes y los dan sin conocimiento y se extravían ellos y extravían a los demás Transmitido por Bujari y Muslim.
Y sobre esta gente dijo Al-lah en el Corán:
{Éstos cargarán con sus propios pecados el Día de la Resurrección y parte de los pecados de aquellos a quienes ellos extraviaron sin conocimiento. ¡Qué pésima es la carga que llevarán!}[Corán 16:25]
{Ellos cargarán con sus propios pecados además de los pecados que cometan quienes ellos extraviaron; y el Día de la Resurrección se les preguntará acerca de las mentiras que inventaban.}[Corán 29:13]
Dijo el Shaij del Islam Ibn Taimiah, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia: “Todo creyente tiene que hablar de los asuntos religiosos conforme a lo que trajo el Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y no dar prioridad a otros sobre él, que analice lo que ha dicho para que sus palabras concuerden con sus palabras, sus acciones sean conforme a sus órdenes, pues así eran los Sahaba y quienes siguieron su camino correctamente, y también los imames de los musulmanes; por esta razón ninguno de ellos contradecía los textos (del Corán y la Sunnah) con sus razonamientos, ni basaba su religión en algo ajeno a lo que trajo el Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Si quería saber algo de la religión miraba a lo que había dicho Al-lah y su Mensajero, de él aprendían y sobre él hablaban, sobre sus dichos reflexionaban, en él basaban sus evidencias, porque ese es el fundamento de Ahlu Sunnah (Gente de la Sunnah)” [9]
 
Y cuán ciertas son las palabras de su alumno Ibn Al Qaíim, que Al-lah lo tenga en Su Misericordia:
La ignorancia es una enfermedad que mata
y su cura son dos asuntos que se relacionan:
los textos del Corán y de la Sunnah
Y el Doctor de ello, es el ‘Alim que los enseña.[10]
Espero que este humilde artículo haya servido para que los confundidos y perplejos evidencien con ello el camino a la Verdad, como una advertencia para aquellos que se apartaron de lo evidente y optaron por seguir lo que les dicta sus mentes y pasiones y finalmente para que sirva de recuerdo y ayuda para los creyentes y un medio para acrecentar más su fe.
Todo éxito y acierto se debe a Al-lah solamente y todo error u olvido es mi responsabilidad y causado por la injerencia de Satanás. Le pido perdón al Majestuoso por mis descuidos en torno a Él y Su Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y a Al-lah le pido que haga este pequeño artículo con el único objetivo de agradarle a Él, que aparte de mí todo deseo de ostentación y que nos junte con nuestros padres, madres, sabios, amados y todo aquél que nos aconsejó en el Paraíso con nuestro amado Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él. Y nuestra última súplica es: las alabanzas son para el Señor del Universo.
Y que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con el Profeta Muhammad.
 
Abu Mu’adh, Hisham Abdusalam Muhammadi
                                                  25 Rayab de 1431/ 7 de Julio 2010
 


[1]Ar-Risalah, pág. 20-22.
[2]al-Ihkám (1/121).
[3]Miftahu Al Yanna, pág. 6.
[4]Fath Al Bari (1:208).
[5]Se refiere al suceso que tuvo lugar durante el Tratado de Al Hudaibiah entre el Mensajero de Al-lah y Suhail ibn ‘Amr (representante de los quraishíes). Cuando se estaban negociando las cláusulas del Tratado, apareció en escena Abu Yandal (hijo de Suhail), un sahabi que había entrado al Islam pero que estuvo encarcelado en la Meca por los quraishíes, logró escapar de sus captores y llegar donde estaban el Mensajero de Allah y los Sahâba, en al Hudaibiah. Pero Suhail no permitió que Abu Yandal se uniera a los musulmanes, alegando que era parte de las cláusulas del Tratado; el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, no tuvo otra opción (muy a su pesar) que cumplir con lo que decía el Tratado y le dijo a Abu Yandal que volviera a la Meca y sea paciente. Esta decisión del Mensajero de Allah no fue del agrado de los Sahâba, hasta el punto que Omar Ibn AL Jattab no pudo contener su dolor y le dijo a Abu Yandal que mate a Suhail, pero el hijo se apiadó de su padre y en silencio se resignó, volviendo encadenado otra vez. A pesar del desagrado inicial de los Sahaba, el transcurrir del tiempo les hizo ver cuán acertada fue la decisión del Mensajero de Allah y lo equivocados que estaban ellos, ya que los beneficios de este Tratado trajeron frutos inimaginables a la historia del Islam. Y este suceso les dejó una lección de por vida que jamás olvidaron, es decir, la importancia de seguir los dichos de Al-lah y Su Mensajero aun cuando vayan en contra de sus opiniones o ideas personales.
[6]Transmitido por Al-Lalkai en Sharh Usul ´itiqad Ahlu Sunnah wal Yama´ah (139/1), Darami en su Sunan (47/1) e Ibn ‘Abd Al-Barr Al Maliki en Yami’ Baian al-‘Ilm wa Fadlihi (1041/2).
[7]Transmitido por Ibn ‘Abd al-Barr Al Maliki en Yami’ Baian Al-‘Ilm wa Fadlihi (1054/3).
[8]Mayymu’ Al Fatawa 5/10.
[9]Maymu’ Al Fatawa 13/63.
[10]An Nuniah de Ibn Al Qaiem.

Related Articles