Las Comoras: un sabor islámico en África

5595 1041

Las islas Comoras son consideradas de los países africanos que se distinguen por la presencia de buenos recursos. Pues, además de su distinguido clima tropical, conservan una riqueza cultural que atrae a ellas muchos visitantes cada año. El que visita la República de las Comoras, se encuentra a sí mismo ante varias opciones; ya que, la naturaleza preciosa, las playas limpias y el patrimonio cultural, todos representan una variedad singular que raramente se encuentra en cualquier otro país. También, las actividades turísticas varían desde el turismo de caza y aventuras hasta el turismo medioambiental y el descanso en las playas arenosas.

La República de las Comoras es un pequeño país árabe islámico africano,  que se compone de varias islas que se encuentran en el océano índico, situadas entre las tierras de África al oeste y la isla de Madagascar al este. Es decir, está situada en la entrada norte del Canal de Mozambique entre los trópicos de 11° y 43° al sur del Ecuador. Además, las Comoras están formadas por cuatro grandes y islas volcánicas principales, que son: la Gran Comora, que también es conocida como Ngazidja en cuya costa suroeste está la capital del país Moroni, las islas de Anjouan, Mayotte y Mohéli, además de otras pequeñas islas. La superficie total de la República de las Comoras alcanza 2.236 km², donde la población es más de 650000 habitantes, de los cuales 99.8% son musulmanes. Los idiomas oficiales del país son el árabe y el francés. Y las ciudades más importantes son: Moroni, que es la capital, Mutsamudu y Domoni.
Ngazidja representa la isla mayor del archipiélago llamado “el archipiélago de las Comoras“. Moroni es la perla de las Comoras y la capital del país federal que se compone de cuatro islas, que son: Ngazidja, Nzwani, Mwali y Mahoré. Estos nombres provienen del swahili que es considerado el idioma viviente del país.
Al principio del octavo siglo D.C., algunos viajeros árabes originarios de Adén, Mascate y Hadramaut llegaron a la costa de estas islas, y dado que cuando las descubrieron había luna llena, las llamaron “luna” (Qamar). Luego, los europeos tomaron el nombre, y las llamaron Comores o Comoras.
Y si el archipiélago de las Comoras goza de una enorme riqueza piscícola inestimable, en la ciudad de Domoni en la costa del este, empieza otra historia cuyas líneas las crean las colinas que suben de los barrios estrechos, para que el hombre entre en el medio de bosques densos que constan de árboles que tienen la forma del clavel. Se dice que tal árbol no alcanza la edad de madurez sino después de veinte años, y entonces brota flores que Francia toma para producir de ellas los perfumes más caros. Por esto, no es de extrañar que algunos nombren las Comoras y sus aguas “el archipiélago de los perfumes”.
Históricamente, los primeros habitantes que llegaron a las Comoras principalmente fueron de África, Madagascar y de Malasia. Y la relación de los musulmanes con las Comoras se remonta al séptimo siglo D.C. Los sultanes árabes gobernaron las Comoras y conformaron en ellas varios reinos independientes, y fue así por 400 años.
En 1843, Francia se apoderó del gobierno de las islas. Luego, en 1961, los franceses otorgaron a los habitantes de las Comoras una autonomía. Y en el año 1975, la gente de Anjouan, la Gran Comora y Mohéli votaron por la independencia total. No obstante, Mayotte votó por permanecer bajo el Protectorado francés. Francia reconoció la independencia de las tres islas de las Comoras, pero siguió gobernando Mayotte como uno de sus propios súbditos. Y con la independencia de las islas, entró en existencia un país llamado la República Federal Islámica de las Comoras, cuya capital es Moroni. Y se unió a las Naciones Unidas inmediatamente después de su independencia.
Desde el punto de vista económico; las Comoras son consideradas un país pobre que no posee industrias principales y su economía depende, de manera esencial, de la agricultura. Los habitantes cultivan cosechas diferentes; como el arroz, el plátano y el manihot (casava). Además del coco, la vainilla y los aceites perfumados extraídos de las plantas de ylang-ylang.

También, las Comoras gastan el doble de las ganancias de sus exportaciones en la importación de artículos. Los países más importantes con los cuales ocurre el intercambio comercial, son: Francia, Madagascar (Mascala), Pakistán y los Estados Unidos de América.
 

Related Articles