El liderazgo menor (Al-Imamah As-Sughrah) (parte 2 de 2)

Lunes 5-8-2018| IslamWeb

 4. Masculinidad
Los eruditos están de acuerdo en que está prohibido para una mujer dirigir a los hombres en el salah puesto que darles la espalda y postrarte frente a ellos es un motivo de distracción y tentación sexuales (fitnah). Están de acuerdo también en que un salah en congregación en la que el hombre dirige a mujeres no es válido.
La mayoría de los eruditos sentencia que es permisible para una mujer dirigir a otras mujeres en el salah.
5. Recitación correcta
Para que el salah en congregación sea válido, el imam debe ser capaz de recitar correctamente el Corán, de acuerdo con su revelación y las reglas de recitación. Por lo tanto, no es válido para una persona sorda dirigir a aquellos que son capaces de recitar, pues aun si ha aprendido a pronunciar correctamente, no puede escuchar las correcciones en caso de error, y el error es plausible comúnmente. El imam también debe haber memorizado la cantidad necesaria de Corán para la validez del salah.
6. Capacidad en cuanto a la pureza ritual
De acuerdo a la mayoría de los eruditos, uno que tenga una enfermedad que interfiera con mantener su estado de wudu’ (como la incontinencia urinaria) no puede dirigir a quienes están libres de tal desorden. Su juicio se basa en el hecho de que el salah de quien está afectado por una enfermedad que le impide mantener o hacer el wudu’, ha sido hecha permisible para él por medio de una exención, sólo porque tiene una excusa válida. Sin embargo, una excusa específica para esta persona no puede transferirse o extenderse para incluir a otros en general. Por lo tanto, el salah de un imam con una afección así no cubrirá el salah de los seguidores, como debe ser.
Los Malikis, sin embargo, sostienen que esta no es una condición para el imam. En su opinión, si la impureza ritual ha sido perdonada válidamente para él, es como si no existiera en absoluto.
En cuanto a la permisibilidad de que alguien con una enfermedad de estas dirija a otros que tengan la misma condición, no hay desacuerdo.
7. Capacidad de asumir las posturas del salah
En opinión de la mayoría, no es válido que quien no pueda permanecer de pie, inclinarse o postrarse, dirija a quienes están en capacidad de hacerlo. Se dice que es como construir algo fuerte sobre algo débil. En contraste, los Shafiis sostienen que es válido basados en una analogía con la validez indiscutible de que alguien acostado dirija a alguien sentado.
Aquellos que sostienen que tal salah congregacional es válido, dicen que es preferible, sin embargo, que quien no esté en plena capacidad de cumplir todas las posiciones no dirija el salah.
Una vez más, para aquel que es incapaz de realizar todas las posiciones, hay acuerdo en que es permisible que lidere a otros como él.
8. Estar en estado de pureza ritual
El imam debe estar en un estado de pureza ritual y estar orientado hacia la qibla (la dirección de la Ka’ba en Meca) para que el salah de la congregación sea válida. En cuanto a aquel que ha seguido en el salah a un imam y luego descubre que el imam no estaba en estado de pureza ritual, según la mayoría, el que fue dirigido (ma’mum) no debe repetir su salah. Sin embargo, cuando el imam se da cuenta de que estaba en estado de impureza, debe repetir su salah.
9. Intención
De acuerdo a Hanbalis y Hanafis, el imam debe tener la intención de dirigir el salah, incluso si se forma después de comenzar el salah. Así que si uno empieza el salah sólo y luego alguien se le une, el salah de ambos es válido y obtendrán la recompensa de un salah en congregación. Sin embargo, por ejemplo, una mujer comienza el salah detrás de un hombre que no sabe que ella se ha unido al salah, el salah de ella no será válido puesto que ella estaría siguiendo a alguien que no ha hecho la intención de dirigir el salah como imam.
Los Shafiis y Malikis sostienen que la intención de liderar no es una condición necesaria para la validez del salah del seguidor (con excepción del Salatul Yumuah de los viernes). Sin embargo, mientras ellos sentencian que el salah del seguidor es válido, también dicen que no se considera un salah congregacional. Así que en su opinión, en el ejemplo anterior del hombre que no sabe que está dirigiendo a una mujer quien se ha unido tarde a el salah, el salah de ambos es válido, aunque no cumple con los requisitos (y por tanto no recibirá la recompensa divina) de un salah congregacional para ninguno de los dos.

2008-2018, IslamWeb ,todos los derechos reservados